Om_Cuadro-de-Pared_Puntillismo_Dot-Art_Pintado-a-Mano_P0001 (2)
Om_Cuadro-de-Pared_Puntillismo_Dot-Art_Pintado-a-Mano_S0001 (2)Om_Cuadro-de-Pared_Puntillismo_Dot-Art_Pintado-a-Mano_F0001 (2)

Cuadro de pared “Om” pintado a mano

Cuadro de pared pintado a mano mediante la técnica de puntillismo en vivos y alegres colores.

Pieza única, ideal para la decoración de ese rincón especial que tienes en casa.

Descripción del Producto

Cuadro de pared pintado a mano con pinturas con base al agua de primera calidad.

PINTURA UTILIZADA: Esmalte acrílico acuoso de primera calidad, formulado especialmente para decorar y proteger superficies tanto exteriores como interiores, no amarilleante y lavable.

COMPOSICIÓN:    Tablero de partículas, Tablero de fibras y Plástico ABS. Material de relleno: Papel.

DIMENSIONES:     largo: 55 cm.

  Ancho: 55 cm.

  Alto: 5 cm.

  Peso: 2,8 kg.

Esta sílaba es considerada por los hindúes el sonido primordial, origen y principio de la mayoría de los mantras, palabras o sonidos divinos y poderosos.

El om es el símbolo de lo esencial en el hinduismo. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje. Las formas que lo componen representan los cuatro estados de la conciencia:

– la curva superior es el estado despertar, estado consciente, donde trabajan el intelecto y los sentidos.

– La curva inferior larga representa el estado del sueño, cuando estamos dormidos. La mente, la percepción sensorial y el yo están desactivados y permiten descansar y entrar en contacto con lo sublime.

– La curva semejante a una “s” que parte del centro, simboliza el dormir profundo y sin sueños. Impresiones, deseos y recuerdos están presentes en este estado.

– La media luna, denominada Turiya, es la representación de Maya, el velo de la ilusión, es el cuarto estado, en el que se trasciende el mundo sensorial.

– El punto sobre la media luna, Bindu, es el estado trascendental. Representa el origen y final de Todo. En este estado es cuando el espíritu individual  del hombre atraviesa el velo, descansa en lo trascendental y se libera.

Usos documentados:

Limpia y armoniza lugares llenándolos de “ki”.

Ilumina, purifica y protege conectándonos con los dos polos de la divinidad. Su sonido carga el aire con “ki” que puede ser orientado por un individuo o grupo para sanación, para sintonizar o con alguna finalidad específica.

Por ser el sonido creador se usa para controlar las manifestaciones o fenómenos naturales.
Abre el chakra corona.

Limpia, estabiliza y sella el aura.

Pin It on Pinterest

Share This